Pubalgia y origen. Muy lejos de la interpretación  médica.

En toda la bibliografía que podamos buscar sobre pubalgia, siempre vamos a encontrar recomendaciones y tratamientos pero siempre desde un punto de vista médico; viendo la inflamación de la sínfisis púbica como el problema, pero nunca tratando de buscar la causa o el origen lesional.
Sin embargo, si buscamos un enfoque biomecánico y de cadenas musculares todo varía y sobretodo enfocamos en el origen.

Desde un punto de vista osteopático ante cualquier caso de pubalgia (dolor de pubis) se suele tener una visión del paciente más global. En esto caso el tratamiento se orienta hacia las restricciones de movilidad, teniendo como base de la exploración el movimiento. Para ello analizan los elementos posturales, buscan las disfunciones estáticas y dinámicas del cuerpo, así como las restricciones de movilidad dadas por la densidad y tensión del tejido, tanto osteo-articulares como de tejidos conectivos (tanto muscular como fascial).
En este punto es donde confluyen las visiones de osteopáticos y de seguidores de cadenas musculares.
El examen postural, tiene como principal objetivo buscar las tensiones de las cadenas predominantes, y nos sirven para buscar los puntos de tensión o zonas de disfunción de movilidad del paciente. Generalmente el pubis casi siempre aparece como alterado por lesiones de hipermovilidad, dicho de otra forma “es un sufridor o víctima” del mal trabajo de músculos adyacentes. Si bien la lesión de hipomovilidad del pubis la encontramos básicamente en las lesiones de tipo traumático directo sobre la pelvis.
Por otro lado nunca podremos tratar de abordar el pubis si olvidamos las articulaciones cercanas, y en esta caso específico la coxofemoral. Casi siempre nos encontraremos la coxofemoral en disfunción de rotación externa del lado donde se inicia el dolor del pubis o pubalgia.
En este otro punto es donde nos desmarcamos de la osteopatía para ir más allá y ver la causa de dicha rotación externa de cadera. Y es en la musculatura donde encontramos la solución. El vasto externo del cuádriceps aparece como el causante y origen de todo el proceso. La contractura de estas fibras del vasto externo del cuádriceps generan o favorecen dicha rotación en la coxofemoral, y con ello aumentamos la tensión del grupo adductor que tracciona de la sínfisis del púbis en cada acción, debido a la modificación de la tensión tisular o densidad del tejido conectivo, con una mayor solicitación por ello de la mecánica y finalmente inflamando dicha zona generando la pubalgia.

Por ello, una disfunción de esta región, por sobresolicitación de una cadena muscular, puede provocar una serie de adaptaciones compensatorias, influyendo sobre la pelvis, los miembros inferiores, y la sínfisis púbica, con las que pueden influir sobre la normal biomecánica pélvica.
El objetivo del tratamiento osteopático será actualizar los mecanismos de input, mediante la corrección manual de los déficits de movimiento, y devolver un nuevo equilibrio dinámico y estático postural.
Desde cadenas musculares buscaremos descontracturar y limpiar las tensiones innecesaria que presentan los tejidos conectivos de nuestro muslo, para devolver al complejo su función biomecánica normal.
Por supuesto este enfoque no es excluyente de otros de la fisioterapia convencional, y es totalmente compatibles con los dirigidos a los estiramientos de aductores y el trabajo de los abdominales, así como al trabajo excéntrico de psoas en fases más avanzadas sin dolor (mínimo dolor). Esto unido a un trabajo completo de reeducación y readaptación al esfuerzo, con ejercicios de FNP (facilitación neuromuscular propioceptiva), sobretodo en fases finales de recuperación, insistiendo en el gesto deportivo.

En aquellos casos de pubalgia deportiva más complejos donde el abordaje conservador desde el punto de vista manual no funcione será necesaria la cirugía y la fisioterapia posterior, para la reequilibración biomecánica y osteoarticular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *